diarrea

Índice del artículo

Diarrea del viajero:  según la Sociedad Española de Medicina Tropical y Salud Internacional (enlace), este tipo de diarrea puede llegar a afectar al 40% de los viajeros, de los cuales la mitad tiene que mantener reposo durante uno o dos días.

La buena noticia: es posible prevenirla.

¡Comencemos!

¿EN QUÉ CONSISTE LA DIARREA DEL VIAJERO Y CÓMO SABER SI LA PADECES?

Como su nombre indica, es un tipo de diarrea aguda que afecta al turista. Puede producirse durante el viaje, o algunos días después de haberlo finalizado.

Generalmente, se soluciona en 3 o 5 días, y los síntomas suelen aparecer de 12 a 72 horas después de haber ingerido los alimentos o agua contaminada.

Sabrás que la padeces si:

  • La diarrea comienza de forma repentina. En el 75% de los casos, se acompaña de alguno de los síntomas que te comentamos a continuación.
  • Vas al baño tres o más veces en forma de diarrea.
  • Tienes náuseas o vómitos.
  • A veces puede aparecer fiebre.
  • Sientes dolor abdominal a modo de “retortijones”.
  • Deshidratación por la cual puedes sentirte débil y con mareos. Más abajo, te ayudaremos a reconocerla y combatirla de manera efectiva.

diarrea

¿POR QUÉ SE PRODUCE ESTA DIARREA?

La diarrea del viajero, se ve acompañada de unos síntomas característicos, que aparecen tras consumir agua o alimentos contaminados con microorganismos procedentes de heces animales o humanas.

Por esta circunstancia, suele ser más frecuente cuando se viaja de forma aventurera en lugar de viajes organizados con estancias en hoteles.

Aunque todo sea dicho, es posible contraerla en cualquier lugar donde el agua y la manipulación de alimentos, no sean seguros.

Los destinos donde aumenta las probabilidades de padecer esta diarrea, son Asia, Oriente Medio, África, México, América Central y América del Sur.

Generalmente, se produce por una infección causada por bacterias, aunque también existen casos provocados por virus intestinales. La bacteria más frecuente, es la Escherichia coli, que, al entrar en nuestro organismo, se “pega” a las paredes del intestino, liberando una toxina que causa la diarrea y el dolor en el abdomen.

diarrea

LAS PROBABILIDADES DE PADECERLA, AUMENTAN SI…

Aunque todas las personas somos candidatas a padecer esta infección, sí es cierto, que debido a diversos factores, unas personas tienen más posibilidades de contraerla.

Esto ocurre, si:

Eres un adulto joven (principalmente entre 15 y 30 años). La única razón es porque en esta edad, se estila más el viajar de forma “aventurera”, y porque se suelen tener costumbres alimentarias diferentes.

Si padeces alguna enfermedad de estómago o te han operado del estómago. Es el caso de personas que padecen gastritis, úlcera…

Sueles utilizar inhibidores de la bomba de protones (omeprazol, pantoprazol, lansoprazol, esomeprazol, rabeprazol). Al reducir la cantidad de ácido gástrico del estómago, el estómago se ve más indefenso a la entrada de la bacteria.

Padeces enfermedad inflamatoria intestinal. La experiencia demuestra que en las personas que la padecen, se dan más casos de diarrea del viajero.

Para hospedarte, eliges un hotel en el cual las condiciones higiénicas y el lugar donde desarrollan las comidas, son deficientes.

Si viajas ahora en verano.

Si estás embarazada.

LA DESHIDRATACIÓN JAMÁS HAY QUE DESCUIDARLA.

Como te comentábamos más arriba, la diarrea suele curarse por sí sola en tres o cinco días.

Pero el mayor riesgo que conlleva, es que aparezca la deshidratación.

¿Cómo saber si estás padeciendo deshidratación por culpa de la diarrea?

Estos son los síntomas más frecuentes:

  • Cansancio extremo.
  • Sed.
  • Boca o lengua seca.
  • Calambres musculares.
  • Mareo.
  • Orina muy concentrada.
  • Durante más de 5 horas, no has ido a orinar.

Para evitar esta deshidratación, te recomendamos que utilices sobres de rehidratación oral (en las farmacias dispones de ellas), y que formen parte de tu botiquín cuando viajes.

Si no dispones de ellos, siempre puedes preparar una solución casera con un litro de agua (que sea embotellada o hervida), y añade una pizca de sal, otra de bicarbonato sódico, dos cucharadas soperas de azúcar y el zumo de un limón.

Si existen vómitos, lo mejor es esperar a que ceda el vómito y ofrecer luego líquido en pequeñas cantidades, cada poco tiempo.

Por otro lado, si no hay vómito, hay que seguir ingiriendo alimentos sólidos. Eso sí, elige alimentos suaves fáciles de digerir como sopa, patatas hervidas, arroz cocido, pescado blanco, o pollo a la plancha.

Otras opciones son: la manzana rallada o asada, los plátanos y las tostadas de pan blanco.

Evita los lácteos.

diarrea

LA BUENA NOTICIA: ES POSIBLE PREVENIR LA DIARREA DEL VIAJERO.

Aunque sea un trastorno frecuente, debes saber que puedes disfrutar de tus vacaciones sin llegar a padecerlo.

Eso sí, debes tener en cuenta estas pautas que te recomendamos a continuación. ¡Toma nota!

  • Bebe siempre bebidas embotelladas y cerradas.
  • Evita beber agua del grifo o utilizarla para cepillarte los dientes o lavar alimentos.
  • Ante la duda, esteriliza el agua. Para ello, puedes hervirla durante 10 minutos, o utilizar pastillas potabilizadoras de agua.
  • No tomes leche, ni productos lácteos (incluyendo helados y alimentos preparados con huevo crudo) que no estén pasteurizados.
  • Las manos, siempre limpias (sobre todo, antes de comer o manipular alimentos, después de ir al baño…).
  • Lleva siempre contigo gel hidroalcohólico (el tan conocido actualmente).
  • Sécate las manos con una toalla limpia o simplemente al aire.
  • Toma alimentos bien cocinados y preparados recientemente, y evita ensaladas y vegetales crudos.
  • No consumas alimentos poco seguros o de puestos callejeros.
  • No tomes salsas que se sirvan en envases abiertos que se dejan sobre la mesa.
  • En tu botiquín de viaje, lleva contigo pastillas antidiarreicas (consúltanos, para orientarte en su utilización).

Fuentes:

Elsevier

Ricofse

Saber vivir.

farmacia balmes blog

Desde Farmacia Balmes esperamos que el contenido de este artículo haya sido de utilidad para ti y los tuyos.

Por cierto, ¿has leído nuestro artículo sobre por qué sentimos ansiedad por la comida?

¡Ayúdanos a difundir este contenido entre tus conocidos!

Síguenos en redes sociales (Facebook e Instagram): verás durante la semana, útiles consejos y aclaraciones sobre este artículo, para que no te quedes con ninguna duda.

Te deseamos una feliz semana, y recuerda….¡cuidamos de ti y los tuyos!

Síguenos en las redes sociales

DESCARGA TU CUPÓN DESCUENTO DEL 10% EN LA PRIMERA COMPRA EN PARAFARMACIA

Solo válido en la primera compra de Parafarmacia

Categorías
buscar
Artículos relacionados

Deja un comentario

Share via
Copy link
Powered by Social Snap