anticonceptivo

Índice del artículo

Anticonceptivos: Si tu médico te ha recetado algún tratamiento hormonal, te habrá dado las indicaciones oportunas, pero… ¿te ha comentado qué precauciones adicionales debes tomar?

Continúa leyendo y sabrás de lo que te hablamos, porque esto te interesa… y si no los utilizas, comparte, porque ¡ayudarás a muchas mujeres de tu entorno!

FOTOSENSIBILIDAD, ESA GRAN DESCONOCIDA

Cuando nos recetan por primera vez un medicamento, muchos solemos abrir el prospecto y detenernos a indagar qué nos puede pasar más allá de lo que el médico nos ha comentado, cómo tomarlo, o hasta cómo conservarlo.

En el caso de los tratamientos hormonales, uno de los apartados que encontramos en este tipo de medicamentos, es el de la “fotosensibilidad”.

Para que sepas de lo que hablamos, este término, hace referencia a una respuesta anormal que puede tener la piel cuando la exponemos al sol, y tomamos determinados medicamentos.

La fotosensibilidad, se manifiesta de múltiples formas, dependiendo de muchos factores (físicos, ambientales, manera de exponerse al sol, y factores propios de la persona). De forma general, pueden aparecer:

  • Hiperpigmentaciones, es decir, lo que coloquialmente llamamos “manchas” en la piel.
  • Erupciones rojas en forma de ronchas, acompañadas de picor.
  • Enrojecimiento de la piel
  • Ampollas en cuello y escote, en los casos más graves.

Si tienes dudas sobre si la fotosensibilización es exclusiva de este tipo de tratamiento, te diremos ¡que en absoluto!, es más, sería más rápido hacer una lista con aquellos medicamentos que no la provocan.

Y, si además ya padeces de alguna patología que afecte a la piel, con más motivo se puede ver agravada con la utilización de este tipo de medicamentos.

¿Puede aparecer sólo en verano? No. Bien es cierto, que en verano la exposición al sol es mucho mayor, pero como los medicamentos que la producen suelen ser tratamientos crónicos o durante largas temporadas, puede aparecer durante todo el año.

¿Utilizas un tratamiento hormonal que no es oral (parches, anillo vaginal…)? Entonces, la fotosensibilidad también puede afectar a tu piel.

anticonceptivo

LA MANIFESTACIÓN MÁS FRECUENTE: MANCHAS EN LA CARA O MELASMA

Un melasma es una mancha de color marrón (claro o intenso), que aparece en la cara, frente y mejillas, generalmente a partir de los 30 años, y que se acentúa en la etapa menopáusica. Puede deberse a distintos factores, pero uno de ellos es la utilización de hormonas.

Empecemos desde el principio: la mancha de la que hablamos, se debe a una alta concentración de melanina (sí, ese pigmento responsable de que tu piel coja color cuando tomas el sol), que se sintetiza cuando la radiación solar es absorbida por la piel.

El mecanismo por el que la piel forma este pigmento, puede ser hormonal y no hormonal. Como podrás imaginar, en la utilización de anticonceptivos, interviene el componente hormonal, ya que los estrógenos que los componen son hormonas.

Es por ello, que como comentábamos al principio, al utilizar un tratamiento hormonal (en cualquiera de sus formas), tu piel puede reaccionar al tomar el sol (aunque tu piel sea morena).

En el caso del melasma, el factor prevención es FUNDAMENTAL, ya que una vez que aparece, su eliminación es dificultosa porque depende en gran medida del factor hormonal.

Si el melasma ya ha aparecido en tu piel, no todo está perdido. Existen múltiples tratamientos que se pueden utilizar para eliminar o atenuar estas manchas. Pero siempre guíate por un experto, como tu farmacéutico de confianza.

Farmacia Balmes

EL CONSEJO FARMACÉUTICO

Aunque en las redes sociales encontrarás “influencers” que dicen haber probado tratamientos milagrosos contra las manchas, lo mejor es que acudas a tu farmacia de confianza, ya que ahorrarás más tiempo y dinero. La información que te aportaremos será siempre la más fiable y la que más te ayudará a cuidar de tu piel.

La piel es el órgano más extenso que tenemos en nuestro cuerpo, y el más expuesto a los factores externos, por lo que bien merece dedicarle un cuidado específico.

Desde la farmacia, te aconsejamos encarecidamente que si utilizas anticonceptivos utilices FOTOPROTECTORES SOLARES durante todo el año, ya que “más vale prevenir que tener que tratar” … ¿no crees?

La fotoprotección es la principal forma de prevenir el cáncer cutáneo y de conseguir un envejecimiento saludable (por si no lo sabías, además, la exposición continuada a la radiación solar sin protección, conlleva la destrucción de las fibras de colágeno de tu piel, y las consecuencias son las temidas arrugas).

La protección más eficaz se logra combinando el uso tópico (impregnando la piel con el fotoprotector) con el uso oral de cápsulas que además de proteger, preparan la piel para que el sol no la dañe. Pregunta en tu farmacia, y te explicarán más detalladamente cuál puede venirte mejor.

El farmacéutico/a te aconsejará sobre tu fotoprotector ideal, según el tipo de piel que tengas (mixta/grasa, seca, sensible, madura, o con manchas) y tu fototipo (la capacidad de tu piel para absorber la radiación solar).

En invierno, podrías utilizar una protección de FPS30 y a partir de la primavera, debes aumentarla a una FPS50.

A continuación, te dejamos unos consejos útiles sobre la forma más saludable de protegerte, sin tener que dejar de disfrutar de los grandes beneficios que aporta el sol:

  1. En verano, en la medida de lo posible utiliza tejidos con fibras sintéticas (lycra, nylon, poliéster…) porque ofrecen mayor protección frente a la radiación UV.
  2. Los colores oscuros protegen de la radiación UV más que los colores claros.
  3. Si practicas deportes en los que la exposición al sol es elevada (como los deportes acuáticos) utiliza tejidos como los que se emplean para la confección de bañadores (transpiran sin dar calor, y secan rápido).
  4. A partir de la primavera, utiliza FPS50 sea cual sea tu fototipo de piel (aunque ya estés bronceada), También en los días nublados. Renuévalo cada 2 horas, y después de cada baño.
  5. Utiliza la fotoprotección, aunque lleves mascarilla.
  6. “Regla de los 2 dedos”: haz el signo de la victoria y sobre cada dedo coloca una línea de protección solar. Esto sería suficiente para todo el rostro.
  7. Orden de utilización cuando te maquillas: siempre será el último paso de tu rutina de limpieza facial. Después de ponerte el fotoprotector, ya puedes utilizar la base de maquillaje.
  8. Identifica el mejor fotoprotector: SPF50+ (la protección más alta que existe) y la palabra UVA dentro de un círculo.
  9. Si quieres evitar utilizar maquillaje, una buena opción es el fotoprotector indicado anteriormente, con color.
  10. Si tu fotoprotector lleva abierto más de 6-12 meses, ¡deséchalo!

Como has podido comprobar, los efectos de los anticonceptivos van más allá de la retención de líquidos o de los cambios de humor que puedas tener. Pero la buena noticia, es que está al alcance de tu mano prevenirlos, con la ayuda de tu farmacia.

Si quieres saber más sobre cómo elegir el fotoprotector adecuado para tu caso, y conocer el amplio surtido de productos de este tipo que podemos ofrecerte, ¡no lo pienses más y acude a tu farmacia!, te ayudaremos encantados.

Fuentes:

Elsevier

Ricofse

 

farmacia balmes blog

Desde Farmacia Balmes esperamos que el contenido de este artículo haya sido de utilidad para ti y los tuyos.

Por cierto, ¿has leído nuestro artículo sobre las hemorroides?

¡Ayúdanos a difundir este contenido entre tus conocidos!

Síguenos en redes sociales (Facebook e Instagram): verás durante la semana, útiles consejos y aclaraciones sobre este artículo, para que no te quedes con ninguna duda.

Te deseamos una feliz semana, y recuerda….¡cuidamos de ti y los tuyos!

 

Síguenos en las redes sociales

DESCARGA TU CUPÓN DESCUENTO DEL 10% EN LA PRIMERA COMPRA EN PARAFARMACIA

Solo válido en la primera compra de Parafarmacia

Categorías
buscar
Artículos relacionados

Deja un comentario

Share via
Copy link
Powered by Social Snap